Antartida

Déjate llevar por nosotros…

¿Estas planificando tu viaje ?

llámanos
93.3233423

  • Nombre y apellido

  • Email

  • Teléfono

  • Consulta



¿Quieres hacer un viaje a la Antártida?

Ir de viaje a la Antártida es aventurarse a conocer el último lugar de la Tierra que descubrió el hombre. 
 
En la Antártida encontrarás paisajes únicos que combinan los mares, los hielos y las montañas. Recorrerlos en un viaje a bordo de un crucero es la mejor alternativa para disfrutar de vistas privilegiadas de ballenas, pingüinos y focas. 
 
Un viaje a la Antártida implica decidirse a vivir una experiencia fascinante.
 
Regálate el viaje: la Antártida te espera aquí nomás, al final del mundo.
 

 

¿Por qué viajar a la Antártida?

 

ES EL MAYOR DESIERTO DEL MUNDO

La superficie de la Antártida no se conoce con exactitud, debido a la capa de hielo que cubre su terreno, pero se la calcula en 14 millones de km². Un viaje al continente antártico te hará descubrir toda la belleza que se despliega en estas tierras de hielo, ubicadas en torno al Polo Sur. 

POR SUS MARES Y VOLCANES

Si recorres la Antártida en un crucero, atravesarás los mares de Ross y Wedell que la dividen en dos. El macizo Vinson, el volcán Erebus y el cráter de la isla Decepción son algunos picos atractivos que rompen con el predominio blanco de los hielos.

PARA VER BALLENAS Y FOCAS 

A bordo de un crucero o de una zodiac, en tu viaje a la Antártida, podrás ver en toda su dimensión a la ballena azul, la de aleta, la jorobada, la pigmea y la enana, así como cachalotes y orcas. Otro placer que te brindará el continente antártico es el de avistar focas (como la de Weddell, la cangrejera,  la de Ross) leopardos marinos y elefantes marinos. 

HAY PINGÜINOS Y OTRAS AVES MARINAS

De viaje por la Antártida, conocerás más de 17 especies distintas de pingüinos, como el de Adelia, el de barbijo, el Papúa y el Emperador. Todas ellas viven en comunidades de miles de individuos. Otras aves imponentes para ver planear sobre el cielo de la Antártida son el albatros, el petrel gigante, el cormorán, la gaviota parda y la paloma antártica.

TENDRÁS VISIONES ÚNICAS

Además de las vistas naturales, en la Antártida se producen algunos fenómenos ópticos que generan visiones dignas de un sueño. En el viaje, podrás presenciar “espejismos”, que te harán ver el paisaje invertido; el “blanqueo”, que elimina las sombras; el “cielo de agua” y el “resplandor de hielo”. Cualquiera de estos efectos amerita el viaje a la Antártida.

VIVIRÁS EN UN CRUCERO 

Un medio de transporte con todas las comodidades para conocer la Antártida navegando sus mares. La amabilidad de la tripulación, sumada a las delicias gastronómicas y la posibilidad de hacer amigos en altamar, le darán a tu viaje en crucero el sabor de lo inolvidable.

SU DESCUBRIMIENTO ES RECIENTE

La Antártida es el último lugar del mundo en el que hombre puso un pie. Eso la convierte en una tierra casi virgen, un destino remoto que mereces descubrir si te gustan los viajes extremos.   

LAS HUELLAS DE LOS VIAJEROS

Desde el siglo XVII en adelante, los expedicionarios europeos se lanzaron a la conquista de estas tierras o dieron con ellas por accidente. Hoy, atestiguan su paso los accidentes geográficos que llevan sus nombres. Tu viaje a la Antártida te acercará a esta historia de descubrimientos parciales para que la reconstruyas completa en tu recorrida. 

LA EXPERIENCIA DEL CLIMA Y LA LUZ

El clima polar, cuya temperatura más cálida es de 0°C, constituye otro desafío para tu viaje a la Antártida. Si quieres vivir algo único, puedes viajar en verano para tener días enteros con luz, o en invierno para vivir de noche las 24 horas del día. 

LA NATURALEZA EXTREMA

Aun si eres un viajero avezado, te sorprenderá el paisaje de la Antártida con sus grandes bloques de hielo, sus mares helados y sus montañas aisladas. Una vez que estés allí, comprobarás que no has visto nada igual al continente antártico en todo el mundo.

Tu próximo viaje ya tiene destino: sobran motivos para aventurarte a la Antártida.